Red Empresas y Emprendedores. Con la tecnología de Blogger.
Portal de ayuda para empresas y emprendedores

La ausencia de liderazgo y la búsqueda de un buen líder

miércoles, 26 de octubre de 2016



España es un buen ejemplo para debatir sobre los liderazgos fallidos. Hemos pasado por una situación política complicada que ha resonado en el mundo entero. No se encontraba solución y los ciudadanos se encontraban perdidos. La ausencia de liderazgo puede ser fatal para cualquier tipo de negocio, motivo por el cual debe haber siempre un verdadero líder que esté dirigiendo con habilidad los negocios en los que se intente introducir. ¿Somos nosotros ese líder?



La ausencia de liderazgo


La ausencia de liderazgo no ocurre solamente en el mundo político, ya que de hecho, logra extenderse a varias capas de la sociedad entre las que destaca el panorama empresarial. El 87% de las organizaciones ha afirmado a través de sus principales portavoces que no cuenta con el recurso humano necesario que representen los líderes del futuro que estarán a cargo de sus principales puestos. Esta cifra fue extraída del informe Most Likely to Lead de la consultora empresarial Manpower Group, en el que fueron consultadas más de 400 empresas alrededor de 80 países. 

Además, el informe desveló que en el 40% de los casos los directivos no cuentan con la preparación para resolver los conflictos a los que se enfrente la empresa en los próximos 3 a 5 años. Los conflictos se encuentran vinculados a los desafíos más importantes de las compañías actualmente: la digitalización, el envejecimiento de la población, los cambios generacionales de diversos países y de edades distintas, y los cambios a nivel mundial en cuanto a lo económico.

El líder ideal del nuevo siglo


Según Juan Carlos Cubeiro, jefe de captación de talento de Manpower Group, el liderazgo en la actualidad es más importante que nunca. La ausencia de liderazgo se ve reflejada en la incapacidad política que ha tenido España en cuanto a su gobierno. Cubeiro apuesta por una solución basada en dirigentes hechos a la medida de las situaciones, que puedan adaptarse al contexto, bien sea en crisis o en el caso de una expansión económica considerable.

Un líder es aquella persona que influencia positivamente a los demás, gracias a sus valores, su moral y la ética que acompaña a cada uno de sus pasos en el mundo profesional. Se trata de una persona que sabe trabajar en equipo y es capaz a su vez de fomentar la autogestión, la unión de los grupos y celebrar los éxitos de cada miembro sin detenerse en preferencias ni individualidades. ¿Somos nosotros ese líder o tenemos que hacer cambios en nuestra forma de dirigir?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Busca en el blog

Sígueme en Google+

Lo más leído