Red Empresas y Emprendedores. Con la tecnología de Blogger.
Portal de ayuda para empresas y emprendedores

Las características de los trabajos verticales y la formación de sus operarios

lunes, 13 de marzo de 2017

Hay una serie de características que definen a los trabajos verticales y la primera es que su contratación va de la mano de las reformas, limpieza y mantenimiento en general en edificios donde no se utilizan andamios. Y precisamente por la ausencia de estas plataformas, la otra característica se corresponde con que los trabajadores suelen hacer sus tareas colgados en suspensión mediante cuerdas y un mecanismo que les facilita la actividad a realizar.





Otro de los motivos que originaron en su día la configuración de estos equipos de trabajo especializados, surge por la necesidad de acometer tareas relacionadas con el acondicionamiento y reformas así como rehabilitacion de fachadas en edificios y construcciones cuya altura impide instalar andamios. Y no solamente la altura, sino las dificultades de acceder a ciertas zonas y áreas donde sí pueden acceder operarios los cuales se han visto pertrechados de unos equipos especialmente diseñados para alcanzar estas zonas.

Y aunque no es el único sistema para acceder, ya que existen métodos electromecánicos para ciertos trabajos como limpieza de cristales y sobre todo para proporcionar materiales en altura, las cuerdas son el método más conocido y habitual. El posicionamiento mediante cuerdas requiere el conocimiento de su uso y también de su mantenimiento, ya que de ambas cosas depende la seguridad personal de los trabajadores, la eficacia de las tareas y los posibles riesgos que abarcan al entorno cercano al lugar de la obra.

Por eso, en muchas ocasiones veremos que una fachada esté cubierta por una malla protectora que aisla a los operarios y prevenga a los viandantes de posible caída de materiales al suelo. Con el consiguiente peligro y responsabilidad, pero sería la misma derivada de trabajar con andamios, en todo caso. Los trabajos en altura de http://www.proliser.com pues, también son muy frecuentes en otras edificaciones tales como puentes o túneles cuyo acceso suele ser más complicado y el único método para realizar las tareas pertinentes es a través de los operarios suspendidos en el aire.


No obstante, se deriva de la necesidad de los trabajos verticales, la misma por el personal cualificado que pueda realizar esta actividad. Y es que los profesionales especializados deben estar formados para ejercer esta profesión según el marco de seguridad que regula este sector. Y es que los peligros más comunes que entraña la práctica de estas labores son las caídas tanto de personas como de materiales, que pueden ocasionar graves consecuencias negativas. Para evitar estos posibles daños, es conveniente contratar profesionales del sector.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Busca en el blog

Sígueme en Google+

Lo más leído