Red Empresas y Emprendedores. Con la tecnología de Blogger.
Portal de ayuda para empresas y emprendedores

El comercio del futuro

jueves, 20 de noviembre de 2014


Los modelos de negocio están cambiando y no hay que ser un gurú de las finanzas para darse cuenta. Tiendas como el ultramarinos más antiguo de España que sigue abriendo sus puertas más de un siglo después de que lo fundara una familia en Priego de Córdoba son difíciles encontrarlas. De hecho lo habitual es leer en la prensa local la noticia de que alguna tienda tradicional cierra sus puertas tras décadas de servicio. En su lugar proliferan los negocios virtuales en Internet, lo que se ha dado en llamar ecommerce.

La tendencia parece ser clara. En un futuro prioritariamente tecnológico las tiendas en Internet tienen más posibilidades de vender, aunque las tiendas físicas seguirán existiendo. Para adaptarse a los nuevos modelos de negocio llegan las impresoras 3D para ofrecer productos personalizados, estanterías inteligentes capaces de destacar un producto sobre otro de forma automática, lectores biométricos, reconocimiento de imagen… y un sin fin de ingenios que cada día ven la luz y se procuran un lugar en los establecimientos de toda la vida.
Según el INE, en 2013 el 31,5% de los españoles compraron algo a través de Internet. Lo que denota una realidad aplastante, en Internet hay negocio y futuro. Entonces ¿qué lugar tendrán las tiendas físicas?

Showrooming versus webrooming

Hace pocos años se acuñaron estos dos conceptos: “showrooming” y “webrooming”, cada cuál con una forma de comprar utilizando Internet y las tiendas tradicionales. Al principio los clientes eran partidarios de lo que se dio en llamar el “webrooming”. No es una técnica de ventas, sino el nombre de un fenómeno de consumo. Los clientes veían los productos en Internet, los comparaban e iban a comprarlos a las tiendas tradicionales. Así se ahorraban el tiempo de desplazarse entre un local y otro buscando lo que querían.

Años después la tendencia cambió, siendo la que permanece en la actualidad. Ahora los clientes van a las tiendas, observan el producto, lo prueban, comparan y lo compran en Internet en la misma web de la tienda que han visitado o en una de la competencia. Lo interesante es que ya saben lo que quieren y buscan en Internet la mejor oferta. En este nuevo fenómeno y estilo de compra ha cambiado el concepto de confianza, que ahora tiene mucho peso en las redes sociales y los “influencers”, con miles de seguidores y pagados (en ocasiones) por las marcas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Busca en el blog

Sígueme en Google+

Lo más leído