Red Empresas y Emprendedores. Con la tecnología de Blogger.
Portal de ayuda para empresas y emprendedores

El IPC se aproxima a la deflación mientras la economía tiende a resurgir

viernes, 16 de enero de 2015


Estamos asistiendo a una paradoja en los últimos meses. Desde agosto de 2014 el Índice de precio al consumo que examina el valor en el mercado de 126 bienes y servicios (los habituales en la cesta de la compra) viene experimentando un descenso paulatino. En diciembre la bajada de los precios ha supuesto una merma del 1% en el IPC, y todo en una situación económica de mejoría, con datos de creación de empleo sin precedentes en la última década y una mejor confianza de los consumidores. Con todo, la deflación teórica ha llegado a España, así lo constatan los números, no así la deflación "en la economía de calle".

2015 se presenta como un año en que la inflación ha dejado de ser un riesgo para el bolsillo de las familias, para someternos a una situación de deflación. Según los analistas económicos la caída del precio del barril de crudo Brent (de referencia en España y Europa) está arrastrando las cifras del IPC, si bien, el Instituto nacional de estadística también aprecia un descenso de los precios en 60 bienes y servicios de los analizados en la cesta de la compra. A los que se suman 5 que no han variado el precio durante este año.
Esta situación de deflación teórica supone un tapón para la pretensiones de las empresas y autónomos de subir los precios de sus productos y servicios de cara al año nuevo, como suele ser habitual, a fin de equilibrar la balanza económica. Más bien al contrario, supone que las entidades empresariales deberán mantener unos márgenes de beneficio estancados cuando no más bajos de lo deseado. Mientras para los ciudadanos esta situación se puede equiparar con una bajada de impuestos, encontrándose a final de mes con un considerable ahorro en lo que respecta a los productos y servicios considerados dentro de la cesta de la compra del INE.

Desde el departamento de estudios económicos de la Universidad Carlos III de Madrid se augura que la situación podría mantenerse así hasta mediados de 2015, cuando la recuperación económica que se hace presente en un aumento de la actividad laboral tenga consecuencias en los precios. Por su parte el precio del petróleo está sometido a una situación similar a la de hace un lustro, cuando los precios del petróleo aún fueron más bajos y el IPC se contuvo.

1 comentario

 

Busca en el blog

Sígueme en Google+

Lo más leído