Red Empresas y Emprendedores. Con la tecnología de Blogger.
Portal de ayuda para empresas y emprendedores

¿Por qué introducir la gamificación en la empresa?

lunes, 4 de julio de 2016



Si el término es extraño para ti es posible que hayas estado viviendo debajo de una roca los últimos 5 años, porque la gamificación ha comenzado a estar presente en todas partes. Con ella multitud de empresas están logrando que sus empleados sean más eficientes, que estén más comprometidos y que sientan un mayor apego por su empresa. ¿Quieres saber exactamente qué le aportaría a tu empresa de adoptar este método? Sigue leyendo y te lo contamos.




Productividad al máximo


Con la gamificación lo que hacemos es introducir mecánicas propias del entretenimiento y de los juegos en el ritmo de trabajo de la empresa. A través de estas técnicas parece que los empleados estén jugando, pero en realidad están trabajando y aumentando, entre otras cosas, su nivel de productividad. El resultado se ha confirmado como una tendencia de éxito en compañías tan importantes del estilo de Google, donde para sus trabajadores cada día supone una oportunidad para pasarlo en grande al mismo tiempo que ayudan a su empresa. Los niveles de productividad alcanzan sus niveles máximos gracias a que los empleados tienen ante sí un sistema de recompensas a las que pueden llegar dependiendo del esfuerzo que implementen en su puesto de trabajo.

Mejora la comunicación


En las empresas en las que no hay incentivos, donde no se respira ningún tipo de armonía, es habitual que sobren las palabras. Y una compañía en la cual no hay comunicación es una que se encuentra condenada al fracaso. Por eso hay que introducir técnicas adecuadas que fomenten la buena comunicación, como es el caso de la gamificación. Al crear una relación de desafío y recompensa los empleados estarán más abiertos a hablar con los directivos de la empresa y a introducirse en su día a día con más pasión.

Aumenta el compromiso


No hay nada como lograr que un empleado se comprometa con la empresa para sentir que todo en el entorno del trabajo funciona de manera adecuada. El trabajador que se comprometa será aquel para el cual parecerá que la empresa es realmente suya, que la representará y que hará todo lo posible para reforzar su imagen y los buenos resultados que desprenda.

Potenciando el trabajo en equipo


Un error en el que caen muchas empresas es no conseguir que sus empleados sepan jugar en equipo. Para una empresa es tan importante que sus empleados trabajen en equipo como en el mejor conjunto deportivo, donde las individualidades no son suficiente. Durante los procesos de gamificación lo que estaremos consiguiendo es que los distintos compañeros de trabajo sepan cómo compaginar sus habilidades y que desarrollen un vínculo muy positivo que también les ayudará en el trabajo diario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Busca en el blog

Sígueme en Google+

Lo más leído