Red Empresas y Emprendedores. Con la tecnología de Blogger.
Portal de ayuda para empresas y emprendedores

Dropshipping o cómo vender sin stock

lunes, 18 de agosto de 2014

Abrir una tienda requiere de una gran inversión. Para empezar hay que pagar impuestos y tener un local adecuado, a lo que se suma el gasto en stock para ofrecer un producto atractivo para el cliente. Si se crea la tienda en Internet nos podemos ahorrar todos los gastos derivados del local, así como algunos impuestos derivados de la tienda física. Además nos podemos aprovechar de una forma de negocio boyante en la Red: el dropshipping. Detrás de la voz inglesa está la expresión española: intermediario. Y es que gracias al dropshipping se puede emprender un negocio en Internet con una inversión mínima, tan solo una buena página web y el marketing correspondiente para atraer clientes, dado que esta modalidad de negocio permite ganar dinero sin tener un stock real, sino dependiendo de las existencias de que disponen los centros de distribución y fabricantes que se toman como proveedores.



Emprender bajo el paraguas del dropshipping requiere, por la parte formal, de la inscripción en Hacienda de la actividad empresarial y el mismo acto en el apartado correspondiente de la Seguridad Social. Superado el escollo administrativo corresponde montar el edificio virtual donde se alojará nuestro negocio. Lo más importante es vender un producto atractivo, tanto por concepto (cubrir una necesidad) como por el precio. Gracias a que el dropshipping permite comerciar sin stock se puede reducir los gastos permitiendo adecuar el precio. Siguiendo esta línea recuerdo la estrategia de marketing que aconsejan algunos de los mejores especialistas en negocio electrónico, los tres pilares de toda campaña de marketing para que un negocio tenga éxito: “Price, price and price”.

El dropshipping tiene ventajas e inconvenientes. En la columna de los “pros” está la mínima inversión inicial; solo es preciso tener una buena página web (lo cuál no puede suponer un gasto medio de 500 euros). Por otra parte se tiene como público potencial todo aquel que tenga una conexión de Internet. El mundo entero puede pasear ante el escaparate virtual. Mientras en la columna de los “contra” hay que considerar que encontrar a un buen proveedor es una cuestión fundamental. El proveedor tendrá los datos de los clientes, puesto que es el responsable de hacer la entrega, y por tanto puede robarnos el cliente. Además el proveedor debe ser serio en los plazos de entrega y tener un servicio de atención al cliente adecuado a nuestras exigencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Busca en el blog

Sígueme en Google+

Lo más leído